DIY: Cubo para guardar el pienso

¡Muy buenos días!

Os voy a contar lo que hice hace un par de semanas. Yo lo hice un domingo, por eso de que es el típico día bobo en el que no haces nada, pero es un plan perfecto para cualquier tarde que estés en casa de las que se avecinan en estas fechas que empezará a hacer frío.

Llevaba tiempo con ganas de sustituir la bolsa del pienso de Amy. La compré al poco de adoptarla, hace cuatro años. Era una bolsa para el pienso “de viaje” de 8kg de capacidad. No estaba forrada adecuadamente para que la grasa ddl pienso no manchara todo así que teníamos que guardar el pienso dentro de una bolsa de plástico o del mismo saco cortado y a su vez en ella. De lo contrario, hasta te manchaba el suelo. En cualquier caso, nos hizo el servicio estos años pero ya llevaba un tiempo bastante rota y deteriorada.

20161024_125057

El caso es que me decidí a coger un cubo metálico o plástico y renovarle a Amy su particular despensa 🙂

Materiales:

– Un cubo o caldero de plástico o acero con tapa

– Bote de pintura en spray del color que quieras (preferiblemente al agua, que contamina menos)

– impresora y papel o plantilla impresa en una copistería

– Punzón (de los de los niños en el cole

– Gamuza o trapo

– Cinta de carrocero o de pintor o cualquier cinta aislante, celo…

Procedimiento:

Lo primero que he hecho ha sido crear el diseño que quería ponerle al cubo. Para ello he usado distintas fuentes de texto (letras, vaya) que he encontrado en internet. Intentad que queden gorditas porque lo que vamos a pintar es el espacio que queda dentro de las letras.

Una vez que tengo mi documento de word con las letras lo imprimo.

20161027_094412

Llegó el momento de darle al punzón como cuando tenía 5 años en el cole. Ponemos el papel plantilla sobre la gamuza y empezamos a hacer agujeritos con el punzón siguiendo el contorno de las letras para poder sacar luego ese contorno. En las letras que tienen “hueco” dentro, como el de la “o” o la “e”, sacamos el huequito blanco que nos queda dentro de la letra y lo guardamos bien.

20161012_180524

Ahora pegamos en el cubo la plantilla de papel ya sin letras y pegamos también los cachitos de papel que iban dentro de las letras para que cuando echemos la pintura quede la forma de la letra y no queden “rellenitas”. Es un poco raro explicar esto pero intentaré hacer un vídeo para que se entienda.

Podemos pegar las zonas de la plantilla que esté más despegada con celo o conta haciendo un cilindro o canutillo con las manos para que pegue por las dos caras.

Ponemos guantes y periódicos debajo de donde vayamos a pintar y rociamos con el spray el cubo encima de la plantilla para pintar. Podemos cubrir el resto del cubo con bolsas de basura y así no pintamos el resto.

Una vez pintado, vamos a dejarlo secar un par de horas o más dependiendo de la pintura que utilicéis. Una vez que este seco levantamos la plantilla, comprobamos que quedó bien y con acetona (quitaesmaltes con acetona es lo que yo usé) en un algodoncillo vamos repasando los márgenes de las letras con cuidado para quitar la pintura que ha quedado difuminada y que las letras tengan los bordes más nítidos.20161012_191747

Hecho esto, dejamos secar un par de horas más y ya podemos usarlo para el pienso de nuestro perro. Recomiendo no echar el pienso directamente sino meter dentro del cubo el saco de pienso porque no podemos estar seguros de que el cubo no desprenda ninguna partícula que pueda ser perjudicial.

Estoy muy contenta con el resultado y me parece algo super fácil y barato. ¿No creéis?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s