Premios con especias

Estas galletitas mini se las hice a Amy para premiarla cuando le enseño cosas nuevas o quiero reforzar lo que ya sabe. Son pequeños bocados que al llevar especias tienen mucho sabor y olor haciendo doblemente agradable el entrenamiento en positivo. ¡¡Espero que os gusten!!

Ingredientes

  • 1/2 vaso de harina de centeno
  • 1/2 taza de perejil
  • 1/4 taza de oregano
  • 2 cucharadas soperas de levadura de cerveza (aprox.)
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Agua: 1/2 taza aprox.

Información nutricional

La harina de centeno es altamente digerible para los perros. No suele estar incluida en piensos y por ello minimiza el problema de las alergias. Además, es de bajo valor energético con respecto a otras harinas y eso la hace apta para perros con un poco más de peso de la cuenta.

El perejil tiene múltipoles propiedades entre las que destaca su efecto positivo sobre los riñones al ser diurético, que ayuda a regular la tensión arterial sobre todo en hipertensos, su gran contenido en calcio que viene muy bien para los huesos de los perrinos mayores…

El orégano le da otro toque extra de digestivilidad a nuestras galletas. Les viene muy bien a perros con tendencia a tener gases y flatulencias así como a aquellos que tienen problemas respiratorios porque hace que las vías respiratorias estén limpias, reduce la inflamación y facilita que el perro expectore.

El aceite de oliva siempre lo usamos porque tiene muchíiiiiiisimos beneficios y usos como los que destacamos aquí.

Además de todo esto, las especias de estas galletas ayudan a mejorar el aliento de tu perro 🙂

Preparación

Ver el vídeo es una buena manera de aprender, hay cosas como la textura que tiene que tener la masa, que es imposible describir en palabras pero sí la veréis en él.

De todas formas, el modo es el siguiente:

Echamos la harina y las especias en un bol. Mezclamos y añadimos la levadura de cerveza. A continuación, echamos las tres cucharadas de aceite de oliva y mezclamos muy bien para que se integre correctamente. Lo mejor es, llegados a este punto, meter los dedos en la masa para conseguir que el aceite se distribuya muy bien por toda la mezcla de ingredientes secos. Una vez hecho esto, empezamos a añadir agua poco a poco y amasamos. Es más fácil si lo haces en la encimera sobre un poco de harina de centeno extra, para que no se pegue. Amasas hasta que tengas una bola que no se pegue a las manos mucho pero tampoco muy seca.

Es hora de precalentar el horno a 180 o 200º C. Hacemos bolitas muy pequeñas, las aplastamos y las ponemos sobre una bandeja de horno forrada con papel de horno (o papel de aluminio en su defecto). Metemos al horno y en unos 15 o 20 minutos estarán hechas. Lo sabrás cuando estén doradas y hayan endurecido.

Anuncios

Pacto de lealtad, Gonzalo Giner

Llegué a este libro buscando una lectura que indagara en el sentimiento de un humano por su perro. Lo que no esperaba era encontrarme con una novela intrigante, de esas que te enganchan y te hacen sentir las mismas ganas de llegar a la última página como de seguir en la misma toda la vida y que la historia se haga eterna.

13620976_830670017068339_2542148394342295166_n

Yendo al lío, la historia, sin revelaros mucho para no estropear el libro, trata sobre una joven española y sus vivencias en los inicios de la Guerra Civil junto a su fiel amigo peludo Campeón. Me sorprendió lo bien armada que estaba la trama, de forma que hace que te metas dentro del libro completamente. Me parece que está muy bien documentado y aunque lo que más me importa es lo referente a Campeón, disfrutas metiéndote en su historia. Entre intrigas, de estas que te hacen morderte las uñas y leer ávidamente, te encuentras con Campeón y sus amigos entrañables por los que desearías estar allí, que fueran reales.

El principio de todo libro suele resultar espeso pero en mi caso, pronto me enganché a él. Sin embargo, a la mitad del libro hay una parte en la que estamos metidos de lleno en el escenario de la Guerra Civil española. Estos fueron los capítulos que menos me gustaron porque había demasiada acción y tragedia para mi gusto. Yo no soy mucho de acción y por eso lo acusé más. Afortunadamente para mí, la historia vuelve a ser más feliz poco tiempo después y el final, menos por alguna sorpresa triste, me gustó mucho.pacto-de-lealtad

Durante estas 636 páginas (no os asustéis por el número, merece la pena), he sentido toda clase de emociones pero, sobre todo, me he mimetizado con su protagonista. Es un libro que te hace levantar la vista, mirar a tu compañero perruno -a Amy en mi caso- y pensar “cuánto te quiero”. De él me llevo una impresión maravillosa. ¡Os lo recomiendo de verdad! Eso sí, si lo leéis dejadme vuestra opinión aquí. Condición sine qua non. De lo que estoy segura es de que lo disfrutaréis y mucho.

Mascoticlub agosto 2016

La cajita de Mascoticlub es una caja de suscripción mensual de la que ya he hablado muchas veces. En este post quiero analizar los productos que me han llegado este mes. Me han parecido, esta vez, menos originales que de costumbre pero también es verdad que son “una apuesta fija”. Es decir, tienen casi el éxito asegurado con nuestros peques (y con nosotros, claro).20160911_114813

La Mascoticlub llega a finales de mes y trae unos 5 productos ajustados a las características de tu perro. Puedes elegir pagar cada mes, cada seis meses o cada año y cuando quieras puedes darte de baja. En Los Ladridos de Amy tenemos un código con el cual podéis obtener 5€ de descuento, el código es LADRIDOS5.

Podéis ver el vídeo y seguro que se os hace más liviano que leer toda la parrafada 😉

Pero para los amantes de las letras, yo os dejo aquí explicado todo. Seguir leyendo “Mascoticlub agosto 2016”