Por qué no dar margarina a tu perro (¡o a ti!)

Cuando empecé a hacer recetas para perros una de las cosas que más quebraderos de cabeza me dio fue saber qué ingredientes podía usar. Sobre todo porque me gusta innovar y versionar recetas humanas y hay veces que estás muy limitado.20160316_220351-1

Me gustaría hablaros en concreto de la mantequilla y su prima la margarina. en las recetas del blog veréis que la uso con relativa frecuencia y quería confirmaros que no hay ningún problema para ello porque los perros pueden digerirla adecuadamente. El conflicto surge cuando pensamos en usar margarina en lugar de mantequilla. Estamos acostumbrados a pensar que se pueden sustituir una por la otra, pero no es así.

La mantequilla es un sebo (suena fatal, ¡sí!). Los sebos son  compuestos de moléculas de grasa (de lípidos) que tienen sus carbonos saturados de hidrógeno y eso hace que sean sólidas a temperatura ambiente. Poniéndonos un poco químicos, lo que pasa es que estas moléculas tienen mucho carbono y ese carbono puede establecer un número de enlaces, que estén saturadas quiere decir que tiene todos esos enlaces ocupados por hidrógeno y los carbonos “de al lado”. Esto pasa en todas las grasas animales que son las que nuestros perros están más preparados para digerir por el pasado carnívoro de la especie.

La margarina proviene sin embargo de aceite que es una grasa vegetal, una grasa insaturada, y a temperatura ambiente es liquida. ¡¡Pero la margarina es solida!! Entonces, queda claro que la margarina no es sólida de forma natural sino que alguien la hace sólida por un proceso de fabricación. Este consiste en meter átomos de hidrógeno en los carbonos para que ocupen todos sus enlaces y se saturen. Lo que pasa es que al meterse de forma artificial se colocan de forma distinta a cuando lo hacen de forma natural en los sebos… ¡He aquí las famosas grasas trans! Que no son más que grasas saturadas artificialmente que no tienen la conformación que tendrían en estado natural, resumiendo.

 

¿Qué problemas puede ocasionar esto en nuestros perros? Pues que tanto los perros como nosotros los humanos podemos digerir bien las grasas cis (grasas saturadas de los sebos con esa determinada conformación natural) pero las grasas trans no se asimilan correctamente y pueden acumularse en los tejidos y provocar problemas cardiacos, vascularescis trans

Así que tanto para los peludos de la casa como para nosotros, los humanos, mi consejo es que uséis siempre mantequilla en lugar de margarina para cuidar su salud y la tuya. A no ser que lleves una dieta vegana, en ese caso aconsejo sustituirla por aceite y buscar darle la consistencia a esa receta de otra forma 😉

butter-1188059_1920

 

Anuncios

4 comentarios en “Por qué no dar margarina a tu perro (¡o a ti!)

    1. Me alegro un montón de que hayas aprendido algo nuevo y útil! Lo cierto es que yo esto lo aprendí en la carrera así que no te sé recomendar ningún sitio 😦 Pero intentaré contaros más cosas de este tipo para que vayamos aprendiendo cuál es la mejor nutrición para perros y humanos 🙂

      Le gusta a 1 persona

  1. Pingback: Galletas de primavera – Los ladridos de Amy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s