Autolavado para perros

El otro día, por fin en la recta final de mis obligaciones estudiantiles 🙂 , me puse a pensar todas las cosas que tenía que hacer con Amy. Una de ellas era bañarla que ya llevaba un mes o un poco más sin pasar por la ducha y yo la baño cada poco porque duerme conmigo, sube al sofá… Y me parece importante mantener unas condiciones higiénicas. Eso sí, intento usar champús poco agresivos y de pH neutro (¡ya os hablé de la importancia de esto en otra entrada!) para que esta frecuencia alta de lavados no le haga mal.

Ya he hablado más veces del baño de Amy  e hice un pequeño tutorial contando cómo la bañaba que podéis ver en el mismo blog aquí. Pero esta vez me apetecía probar algo nuevo y  decidimos ir a un autolavado para perros.

En concreto nosotros fuimos al autolavado de Tres Orejas que es nuestra tienda predilecta, aunque cada vez ponen más en más peluquerías y tiendas perrunas. El resultado fue muy satisfactorio y creo que iremos más veces. Os hago una lista de pros y contras para que lo veáis más claro, aunque creo que hay muchos más pros que contras 🙂

PROS

  • Es barato. Por menos de 10€ bañamos a Amy y si te paras a pensar en el gasto de luz en casa, las toallas que luego tienes que lavar, el agua, el secador, el champú… No es que salga igual pero la diferencia se compensa con lo cómodo que es. Además no es que se bañe normalmente al perro con mucha frecuencia (de hecho soy consciente de que yo lo hago mucho más frecuentemente que la mayoría) así que esos 10€ de pascuas a ramos son todavía menos.
  • Es muy cómodo. Al tener una bañera para perros que queda a tu altura no tienes  que agacharte. Yo siempre acabo con un dolor de espalda increíble cuando baño a Amy y ya solo por este punto mereció la pena totalmente.
  • No tienes que llevar champú ni toallas. Allí tienen toda clase de champús que suelen ser de muy buena calidad y además te olvidas de andar lavando las toallas, tendiéndolas… En concreto nos dieron una balleta de microfibra ultra absorbente que pasándosela un par de veces por todo el cuerpo la dejó bastante seca y apta para el expulsor de agua.
  • ¡¡Se quedó totalmente seca!! A Amy no le apasiona el secador y en casa solemos pasarselo muy poco y luego queda bastante mojada y tienes que estar pendiente de que seque, de no bañarla muy tarde para que de tiempo y no se vaya a dormir con la humedad… Aquí tienen un expulsor de agua que en diez minutos dejó a Amy totalmente seca. Eso minimiza el tiempo que tienen que estar expuestos al ruido y en perros que no tengan mucho miedo, como Amy, está genial.
  • Tienen incluso colonia por si quieres echársela. Son colonias no muy fuertes para que el perro no se incomode mucho con el olor pero que huelen riquísimo y están un par de días desprendiendo un aroma que solo dan ganas de achucharlos 😉

CONTRAS

  • No es gratis. Claro que no. Esto puede suponer un gasto extra, es un gasto muuuy pequeño pero en cada casa la economía es un mundo. Además, la tarifa de Tres Orejas me pareció muy barata pero no sé si en otros autolavados es así o si el que a vosotros os quede cerca es más caro. Os recomiendo que preguntéis, que no perdéis nada por ello.
  • Hay que desplazarse. Cuando lo bañas en tu casa no te mueves a ningún lado, aquí tienes que ir hasta allí. Si no te queda muy lejos eso no importa pero si vives en un sitio un poco aislado o sin peluquerías caninas cerca igual da más pereza.
  • El expulsor de agua no es válido para perros que le tengan verdadero miedo a los ruidos como el del secador. En ese caso, estás perdiendo una parte importante del proceso y no te rinde tanto 😦

¿PRO O CONTRA?

  • El expulsor de agua es manual. Es como un aspirador de mano que coges y se lo pasas al perro. No es una cabina donde meter al perro y que te lo seque, esto sí lo hay en otros sitios. Esto es un CONTRA o un PRO según lo mires. Para mi, realmente es un PRO porque no me gustaría meter a Amy en una jaula a secarse, me gusta más la idea de estar en contacto con ella todo el rato. Pero para gustos colores y sí que hay gente que hace mucho uso del otro sistema así que queda a vuestra interpretación.

En resumen es una experiencia que me gustó y me facilitó mucho la tarea y os recomiendo al menos que la probéis por vosotros mismos y luego decidáis si seguís prefiriendo bañarlos siempre en casa o esperáis alternar, como creo que haré yo.

Por último algunas fotos del proceso que no son muy buenas entre la humedad que había y que Amy no paraba 🙂 Vosotros… ¿¿Habéis ido alguna vez a un autolavado perruno??

20160618_114750
Primero me bañaron
20160618_120554
Luego me secaron con una balleta de microfibra y quedé un poco mejor
20160618_120324
Luego llegó el expulsor que aguanté estoicamente
20160618_121651
Y quedé así de limpita, guapa y sedosina 😀
Anuncios

2 comentarios en “Autolavado para perros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s